Paredes contra la pared: partido de Boric apunta a director de la Secom tras crisis por indultos

Un análisis compartido se expresó en el encuentro que realizó la Convergencia Social el domingo pasado, al que asistieron ministros y autoridades de gobierno que militan en esa colectividad: que era necesaria una reestructuración mayor en la Secretaría de Comunicaciones dirigida por Pablo Paredes (RD), cuya gestión fue evaluada en duros términos por varios de los presentes. A la cita asistieron ministros como Antonia Orellana (Mujer) y Diego Pardow (Energía) y subsecretarios como Francisca Perales (Servicios Sociales).

La reflexión se hacía a solo horas de que el sábado ese partido sufriera un duro golpe con la salida de dos de sus militantes del gobierno tras la crisis por la concesión de indultos: Matías Meza-Lopehandía, como jefe de gabinete del Presidente Gabriel Boric, y Marcela Ríos, del Ministerio de Justicia. Más allá de las responsabilidades políticas asumidas, en la cita una opinión mayoritaria apuntaba a que -también- era necesario depurar responsabilidades a nivel de los equipos de comunicaciones de La Moneda.

El diagnóstico instalado en el partido del Mandatario es que la crisis de indultos dejó en evidencia que se requiere una reestructuración mayor a nivel comunicacional donde identifican un profundo déficit. Fuentes de la colectividad aseguran que el equipo de Paredes en particular no entiende el rol que tiene la Secom y que no se ha logrado asentar un relato sólido.

“No hay un diseño estratégico en las comunicaciones y urgen cambios”, señalan desde esa colectividad, algo que se ha transmitido informalmente al entorno del Presidente Boric.

Pero esa mirada no se reduce a la Convergencia Social. En el gobierno también hay voces que consideran que la Secom no contiene las crisis que surgen y tampoco se anticipa a los eventuales flancos comunicacionales. En ministerios sectoriales, por otro lado, acusan problemas en las bajadas comunicacionales. Un ejemplo, señalan, fue la falta de información que hubo hacia los ministerios involucrados en el anuncio de las ayudas sociales que comprometió el gobierno la semana pasada. En Palacio, en todo caso, explican que el anuncio se adelantó y que se manejó con máxima reserva para evitar que se conocieran sus detalles antes de que el propio Mandatario los diera a conocer desde Los Ríos.

Entre los diputados socialistas también hay críticas en la gestión. “La Secom no ha dado el ancho, no hay un relato claro del gobierno y los errores comunicacionales abundan. Si no hay un ajuste en esa sección ningún cambio de gabinete será fructífero, la comunicación de gobierno es muy distinto a armar una franja o el guión de una serie”, dice el diputado Tomás de Rementería (PS).

A Paredes -por su cercanía con la Segegob- también lo responsabilizan por la compleja vocería que emitió la ministra Camila Vallejo el día lunes, cuando dijo que si el Presidente hubiese tenido a la vista el prontuario de los indultados, “la situación habría sido distinta”. El episodio terminó complicando más al gobierno y dando más argumentos a la oposición para pedir que se reviertan.

En medio de la crisis por los indultos también hubo cuestionamientos al equipo de comunicaciones de Presidencia, liderado por Tatiana Klima. Algunas fuentes de Palacio acusaron una exposición innecesaria al Mandatario en las salidas comunicacionales sobre el asunto. Una mala evaluación hubo también de los dichos del Presidente sobre el juicio del exfrentista Jorge Mateluna, los que dio en Brasilia y que terminaron con Boric enfrascado en una pugna contra la Corte Suprema. Esto, sin embargo, contrasta con el análisis que también está instalado a nivel de gobierno y es que los ministros no blindan al Jefe de Estado.

“Cuenta con el respaldo del Presidente”

En el gobierno, sin embargo, hay voces que defienden el rol de la Secom. Destacan que los problemas actuales -sobre todo la crisis de los indultos- exceden lo comunicacional y responde más bien a una falta de conducción política que no se resuelve con su salida. De hecho, en el entorno del Presidente aseguran que cuenta con el respaldo del propio Mandatario para mantenerse en el cargo. Sobre las críticas de los ministerios, a su vez, sostienen que muchas veces existe una falta de comprensión de los equipos de comunicaciones respecto del rol que le corresponde a la Secom y lo que es competencia de cada cartera.

Las mismas fuentes recalcan que el tema de los indultos fue manejado con máximo sigilo y personalmente por Meza-Lopehandía, el Mandatario y Ríos y -solo a pocos días de hacer el anuncio-, los equipos comunicacionales tuvieron acceso a los nombres de los indultados.

Incluso Paredes pidió los informes de cada uno de ellos a Justicia para levantar alertas, cuando comenzaron las críticas a los prontuarios de los beneficiados. La respuesta, sin embargo, habría sido negativa por parte del gabinete de la exministra Ríos, quien solo liberó los decretos días después del anuncio y cuando ya habían filtraciones de prensa.

En otros sectores del oficialismo también consideran “injusto” que se le achaque a Paredes una crisis que no pasó por él. “No se puede evaluar bien a un bombero que está hecho para apagar incendios”, dice un timonel del Socialismo Democrático.

Con todo, en La Moneda no sorprende que se sigan buscando culpables ante un momento tan complejo. Además, recalcan que ya se ha vuelto tradición que en los momentos de crisis las críticas se concentren en la línea comunicacional más que en los problemas de fondo. Eso sí, cuando se trata de evaluar los déficit de la Secom de Paredes, reconocen que “las expectativas son mucho mayores que la capacidad instalada”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?