“Los Fabelman es un acto de perdón”: cómo Steven Spielberg revisita su pasado

Durante el primer año de pandemia Steven Spielberg se encontró de golpe con más tiempo para sí mismo. También, como toda la humanidad, tuvo miedo. El contexto lo llevó a imaginar lo peor: un mañana en que no dirigiera más películas.

“Empecé a pensar, ¿cuál es la única historia que no he contado que me enfadaría mucho conmigo mismo si no la contara Siempre me encontré con la misma respuesta: la historia de mis años de formación entre los siete y los 18 años”, explicó el director a The New York Times.

Foto: Chris Pizzello/Invision/AP

Foto: Chris Pizzello/Invision/AP (Chris Pizzello/)

El resultado de ese ímpetu es Los Fabelman, el largometraje que anoche le concedió dos triunfos en la 80° edición de los Globos de Oro, Mejor película de drama y Mejor director, y lo tiene como uno de los principales favoritos para la próxima ceremonia de los Oscar.

Al aceptar el galardón entregó un sentido discurso de agradecimiento, en que ahondó en las dudas que por años le causó llevar su propia biografía a la pantalla grande y la importancia de su esposa, Kate Capshaw, en terminar de aceptar la idea. Luego, tras bajar del escenario, fue incluso más honesto.

Globos de Oro 2023: triunfan Spielberg, HBO y Argentina, 1985

“Creo que necesitaba encontrar una manera de perdonar. Los Fabelman es un acto de perdón”, señaló ante la prensa. “Es sobre cómo pude perdonar y cómo mis padres pudieron perdonarse entre ellos. En el centro está realmente querer tener una conversación con mi pasado, que estaría muy orgulloso de compartir con mucha gente que no conozco”.

Su principal aliado durante el proceso creativo fue Tony Kushner, el reconocido guionista con el que lleva trabajando frecuentemente desde Múnich (2005). En 2020 dedicaron varias horas de Zoom a la semana para construir un guión sólido, pero antes se materializó lo más importante: relatarle episodios de su propia vida que muy pocos conocían. Ha comparado su labor a la de un terapeuta.

“Tony hizo un buen trabajo dándome el tipo de consuelo que necesitaba cuando estábamos abordando momentos de mi vida, secretos entre mi madre y yo de los que nunca iba a hablar. Ni en una autobiografía escrita, que nunca he hecho, ni en un filme”, contó Spielberg en las últimas semanas.

Los Fabelman comienza con una familia asistiendo al cine en Nueva Jersey en los años 50. Sammy (Mateo Zoryan Francis-DeFord) acude junto a sus padres, Mitzi (Michelle Williams) y Burt (Paul Dano), a ver The greatest show on Earth (1952), de Cecil B. DeMille, una cinta que dejará una profunda huella en la formación del pequeño.

Luego el clan se muda a Arizona, donde el adolescente protagonista (ahora encarnado por Gabriel LaBelle) profundiza en su gusto por el cine y empieza a crear sus propias películas caseras, contando con sus propias hermanas como estrellas. La singular dinámica familiar incluye a Bennie (Seth Rogen), un divertido compañero de trabajo de su papá al que ve como un tío.

El personaje Sammy está construido a semejanza del autor de E.T. (1982) y La lista de Schindler (1993): un niño que tuvo por primera vez una cámara en sus manos gracias a su padre y que demostró grandes habilidades a pesar de que nunca asistió a una escuela de cine.

Lo mismo ocurre con sus progenitores en el filme, Mitzi y Burt, que representan una versión ficticia de Leah y Arnold Spielberg, y con Bennie, encarnación en la pantalla de Bernie Adler, con quien ella se casaría en 1967, tras la ruptura con su primer marido.

Spielberg, Cate Blanchett y Tom Hanks: las películas que llegarán a los cines en verano

Mi mamá siempre se refirió a sí misma como Peter Pan, la niña que nunca quiso crecer. Le encantaba estar en nuestras vidas como nuestra amiga más que como nuestra madre. Se hizo amiga de nosotros más que actuar como mamá”, detalló a la revista Time, ahondando en una figura que en la historia queda en manos de Michelle Williams.

Al director le encantaron sus trabajos en Blue Valentine (2010) y en Fosse/Verdon (2019), la miniserie en la que encarnó a la actriz y bailarina Gwen Verdon. Ambos roles lo convencieron de que era la mejor carta para asumir el rol de una talentosa concertista de piano que dejó sus intereses de lado para dedicarse por completo a la crianza de la familia y que no tuvo un matrimonio feliz.

Gabriel LaBelle junto a Spielberg. Foto: Merie Weismiller Wallace/Universal Pictures and Amblin Entertainment

Gabriel LaBelle junto a Spielberg. Foto: Merie Weismiller Wallace/Universal Pictures and Amblin Entertainment (Merie Weismiller Wallace/Universal Pictures and Amblin Entertainment/)

Leah falleció en 2017, a los 97 años. El deceso de Arnold se produjo en 2020, a los 103. En tanto, las tres hermanas de Spielberg asistieron al estreno mundial de la cinta en septiembre pasado, en el último Festival de Toronto. Spielberg ha comentado que sus lazos familiares se han estrechado desde entonces.

No quería lastimar a nadie. No hay para nada villanos en esto. Simplemente hay opciones, y no somos villanos por tomar esas decisiones, sin importar a quién le duela”, ha explicado a la prensa sobre su más reciente obra, programada para llegar a cines chilenos el próximo 9 de febrero.

Sigue leyendo en Culto

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?