La Manada de Castelldefels, tras la presunta agresión a una víctima: “Ahora descansa y no digas nada”

Los cinco acusados de la Manada de Castelldefels, en dos imágenes recogidas en el sumario del caso.

Los cinco amigos de Castelldefels (Barcelona) que crearon un grupo de WhatsApp con el nombre de K-Team Manada bromeaban con la posibilidad de acabar, como los autores de la violación de Pamplona, entre rejas. Alardeaban de sus relaciones conjuntas con chicas y compartían vídeos sexuales grabados sin el consentimiento de sus víctimas. “Esto va a ser la Manada 2.0, ¿sabes? Que huya esa chavala de allí, pero que huya ya”, escribió uno de ellos. Lo que empezó como una broma de mal gusto acabó convirtiéndose en una profecía autocumplida: permanecen en prisión provisional desde hace tres semanas por tres presuntas agresiones sexuales cometidas en 2021.

Seguir leyendo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?