Gobierno frena avance del autopréstamo de las AFP en la Comisión de Constitución de la Cámara con votos oficialistas

Los diputados de la Comisión de Constitución rechazaron en general este miércoles las tres mociones refundidas que presentaron parlamentarios para hacer un autopréstamo desde las AFP. Ello, por dos votos a favor de la idea de legislar, ocho votos en contra y dos abstenciones.

De esta manera, el gobierno y en particular el ministro de Hacienda, Mario Marcel, se anotó un primer triunfo, ya que la iniciativa que recién estaba iniciando su tramitación, no consiguió los votos. Las reformas constitucionales refundidas, por lo tanto, ahora irán con un informe negativo a la Sala de la Cámara, que tiene la última palabra.

Los dos votos que hubo a favor fueron de los diputados René Alinco (Ind) y Karol Cariola (PC). En tanto, se abstuvieron los diputados Miguel Ángel Calisto (DC) y Marcos Ilabaca (PS). En contra votó todo el resto, es decir, los diputados Jorge Alessandri (UDI), Gustavo Benavente (UDI), Raúl Leiva (PS), Andrés Longton (RN), Catalina Pérez (RD), Luis Sánchez (Republicano), Diego Schalper (RN), Leonardo Soto (PS), y Gonzalo Winter (CS).

El jefe de las finanzas públicas la semana pasada criticó en duros términos las mociones que estaban tramitando los diputados. En una larga y detallada exposición Marcel calificó como “autoengaño” y “retiro encubierto” dichos autopréstamos, y advirtió “efectos catastróficos” en el mercado de capitales de aprobarse las iniciativas.

Y las advertencias del gobierno parecen haber surtido efecto. Así, esta es la segunda vez que una reforma constitucional que propone que se puedan sacar fondos de pensiones es rechazada en la Comisión de Constitución. Esto, considerando que los tres primeros retiros se aprobaron en dicha instancia y luego fueron despachados también del Congreso.

El cuarto retiro igual se aprobó en la Comisión de Constitución, pero el proyecto fue desechado el 3 de diciembre de 2021, día en que la sala de la Cámara de Diputados rechazó un retiro por primera vez.

En abril de 2022, cuando se votó el quinto retiro de AFP en la Comisión de Constitución, por primera vez este gobierno se puso aprueba frente a un retiro, y lograron que se rechazara en esa misma instancia con votos del Frente Amplio y PC y la ausencia de la derecha. Eso sí, en esa ocasión hubo más votos favorables versus los que se registraron este miércoles, ya que en abril del año pasado votaron a favor Pamela Jiles (PH), Camila Flores (RN), Ilabaca, Calisto y Leonardo Soto. En contra, se manifestaron los diputados Winter, Pérez, Leiva, Cariola y se abstuvo el diputado Longton.

Así las cosas, en la votación de este miércoles el gobierno logró que tres de esos votos favorables ahora rechazaran o se abstuvieran, aunque Cariola esta vez sí se manifestó a favor. De esta manera, los mismos diputados anticipan que en la sala de la Cámara la iniciativa no tiene muchas chances de prosperar.

La previa

Antes de que se votara la iniciativa, la ministra Secretaria General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte, este miércoles aseguró a los diputados de dicha instancia que el gobierno no está “en contra de la institución del autopréstamo, sino que es el momento y la forma” por lo cual discrepan de las tres mociones.

Ahí la secretaria de Estado dijo que “la figura que resulta más apropiada para enfrentar un autopréstamo, no es alguno de los tres proyectos que en esta Comisión se están tramitando, sino que aquella figura que hemos contemplado dentro de la reforma previsional”.

Luego, el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, aseguró que el autopréstamo del 100% de las AFP “prácticamente implica terminar con el pilar contributivo”. Y agregó que “implicaría desembolsos de US$ 168.559 millones, equivalente al 58,7% del PIB. Esto tendría un impacto sin precedentes en la estabilidad financiera del mercado de capitales”.

Pero por eso mismo no profundizó sobre las dos mociones que buscan el autopréstamo del 100%. Donde sí hizo una larga presentación, fue respecto de la otra propuesta de los diputados, la cual apunta a que se pueda sacar el 15% del total del saldo acumulado en la cuenta de capitalización individual, sin tope.

Sobre ello, entregó cifras respecto de los montos que se retirarían, la cantidad de personas que quedaría sin saldo, el efecto que habría sobre las pensiones y sobre el mercado de capitales. En esa línea, dijo que podría involucrar como máximo el retiro de US$22.405 millones de los fondos de pensiones. “Es más que cualquiera de los tres retiros anteriores. En los retiros anteriores en promedio se retiró como US$16 mil millones (…) Esto es un autopréstamo, pero la plata que saldría de los fondos son esas, es como un 13,5% del patrimonio de los fondos a noviembre”, dijo el superintendente.

El superintendente explicó que esto implicaría que 10.005.689 de afiliados activos podrían hacer algún tipo de retiro. En esa línea, el 33% de las personas (3.356.081 personas) podrían retirar el total de su saldo. Ellos girarían $369.230 en promedio y $298.498 en mediana.

Otro tercio de las personas (33%, o 3.266.937 personas) retiraría $1 millón, y el otro tercio (34%, o 3.382.671 personas) retiraría el 15% del saldo, sin tope. Estos últimos girarían $4.666.697 en promedio y $3.168.723 en mediana.

El regulador calculó que la disminución de la pensión autofinanciada por este autopréstamo implicaría una baja promedio de 16%, con aproximadamente 800 mil pensionados en ese escenario. “Con el proyecto de ley de autopréstamo, más de 3.356.081 afiliados activos podrían quedar sin saldo, lo que representa un 33% del total de afiliados activos del sistema previsional con saldo a noviembre de 2022″, decía la presentación.

Asimismo, señalaba que “si se suma a los afiliados activos que ya no tienen saldo (1.570.834 personas al 30 de noviembre de 2022), los afiliados activos sin saldo en sus cuentas alcanzarían a 4.926.915 personas, equivalente al 42,6% de ese grupo”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?