Gobierno firma convenio con el gobernador del Biobío para la reparación de víctimas de violencia rural

Este miércoles, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve dio a conocer la firma de un convenio en conjunto con el gobernador regional del Biobío, Rodrigo Díaz para “poder atender de manera más oportuna a las víctimas de la violencia rural”.

Fue así, que Monsalve aseguró que “hay una deuda con las víctimas de la violencia rural. El Presidente Gabriel Boric cuando concurrió a La Araucanía hizo compromisos. Uno era aumentar los centros de atención a víctimas, lo que estamos trabajando”.

Asimismo, añadió que la otra “gran deuda era que aquellas víctimas que pierden patrimonio, muchas veces el Estado no logra reparar ese patrimonio sino hasta dos años después, porque los recursos destinados al programa de reparación de víctimas de violencia rural no eran suficientes”.

Para enfrentar ese problema, el subsecretario señaló que el gobierno ha “aumentado el presupuesto de 2023, de 3.800 millones a 5.200 millones y el Presidente (Boric) comprometió llegar a 7.000 millones para poder atender durante 2023 a las víctimas que se produzcan durante ese año”.

En concreto, destacó que “la firma de colaboración con el gobernador de la Región del Biobío, le va a permitir que el gobernador con recursos de la región concurra a responder y reparar a las víctimas que llevaban esperando un año, dos años, algunas tres años. Por lo tanto, es un convenio que recoge el espíritu que hemos construido, el gobierno central con los gobernadores de la región de entender que este es un problema del país, que todos tenemos que colaborar en resolverlo”.

El gobernador Rodrigo Díaz, por su parte, sostuvo que “las personas que son víctimas de violencia están debidamente catastradas por el Ministerio del Interior, por lo tanto, el convenio que estamos firmando nos va a permitir saber a quién vamos a tener que llegar porque habiendo levantado un requerimiento de auxilio y no habiéndose contado con los recursos desde el nivel central para atender a estas personas, nosotros podemos llegara a reparar esa situación, poniendo un aporte nuestro que permita cubrir esa deuda pendiente”.

“Esto va a permitir eliminar las listas de espera en materia de víctimas con iniciación de actividades y vamos a catastrar también a aquellas personas que no tienen iniciación de actividades y que podamos ayudarlas”, recalcó.

Por último, explicó que no solo destinarán ayuda material a las víctimas, sino que también apoyo en la salud mental de los afectados.

Nuestro compromiso también es complementar y enriquecer con los dineros que vamos a destinar para este efecto, algunas prestaciones complementarias que ya no es reparación material, sino que también es apoyo a la salud mental de las personas”, y agregó que estiman que los dineros destinados a la región serían “del orden de 5 mil millones de pesos”.

El convenio firmado por ambas partes establece que el gobierno regional del Biobío se compromete a gestionar para quienes sean víctimas de hecho de violencia rural un acceso preferente a los programas y/o beneficios de apoyo que se adecúen mejor a su condición para enfrentar la situación urgente de vulnerabilidad en la que se encuentran a causa de los hechos violentos.

Además, se establece que serán beneficiados aquellos casos derivados por el Coordinador Nacional del Programa de Apoyo a Víctimas de Violencia Rural(PAVVR) y que formen parte del Catastro de Víctimas de Violencia Rural del citado programa, tener residencia permanente en la Región del Biobío y no haber recibido beneficios del Programa (excepto atención en los Centros de Apoyo a Víctimas).

Lee más en La Tercera:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?