Fragata portuguesa: cuáles son los riesgos y qué hacer ante una picadura

Durante el martes se reportó el regreso de la fragata portuguesa a Chile, una especie que ha encendido las alertas en temporadas anteriores, por el riesgo para la salud que conlleva su contacto.

El anuncio vino de parte de la Municipalidad de Zapallar, desde donde informaron que para la playa de Cachagua se determinó el uso de la bandera amarilla, como precaución para los veraneantes.

Sin ir más lejos, en el verano anterior, las autoridades decidieron un cierre provisorio en playas de Puchuncaví, Viña del Mar y El Tabo, por la presencia de ejemplares.

Este animal también se conoce como carabela portuguesa, barquito portugués, agua mala, aguaviva, botella azul o falsa medusa. Lo anterior se da porque no es una medusa, aunque habitualmente se confunda con una.

De acuerdo a la información publicada por Qué Pasa, se caracteriza por una vela superior o flotador que puede llegar a los 20 centímetros y unos tentáculos de hasta 50 metros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la fragata portuguesa dentro de su lista de especies más peligrosas del planeta, en las Guías para Ambientes Seguros en Aguas Recreacionales, pudiendo ser mortal en casos extremos.

Fragata portuguesa. Foto referencial.

Fragata portuguesa. Foto referencial.

¿Cuáles son los riesgos para la salud de la fragata portuguesa

De acuerdo al Ministerio de Salud, la fragata portuguesa provoca severos daños, sea con ejemplares vivos o muertos.

Ante una picadura o contacto, se comenzará a sentir un dolor intenso, similar a una quemadura, además de enrojecimiento en la piel.

El Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica (Cituc) sostiene que puede generar los siguientes síntomas:

  • Erupciones o edemas.
  • Náuseas o vómitos.
  • Calambres o espasmos.
  • Confusión, cefalea o mareos.
  • Broncoespasmos, arritmia o disnea (dificultad para respirar).

El Minsal recomienda las siguientes medidas ante la presencia del animal:

  • No bañarse ni jugar en el agua.
  • No tocar una fragata portuguesa, ni en el mar ni en la playa (son tóxicas vivas o muertas).
  • Caminar en la arena usando ropa y zapatos.

Fragata portuguesa. Foto referencial.

Fragata portuguesa. Foto referencial.

¿Qué hacer ante una picadura de la fragata portuguesa

Si hay contacto con esta especie marina, el Minsal establece las siguientes indicaciones:

  • Se debe lavar la zona afectada inmediatamente con agua de mar y retirar los restos de tentáculos.
  • No aplicar agua dulce.
  • No frotar ni rascar la piel con arena o una toalla.

Ante cualquier problema, el llamado es a acudir a un centro de salud. Para consultas, se puede contactar al número de Salud Responde 600 360 77 77.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?