El momento precario de China: Covid en todas partes y pocas restricciones

Un mes después de eliminar la mayoría de sus restricciones de Covid Cero, China está experimentando de una vez lo que muchas otras naciones han estado experimentando durante tres años.

Las infecciones se han disparado, las instalaciones médicas están al límite y los ancianos y los enfermos están muriendo, aunque los expertos en salud pública consideran que las cifras oficiales del gobierno subestiman enormemente las muertes relacionadas con el Covid.

Al mismo tiempo, partes de la economía se están recuperando a medida que los viajeros llenan el metro y los restaurantes, los trabajadores reanudan sus rutinas normales y los turistas nacionales vuelven a moverse.

Es una mezcla combustible y el resultado es particularmente difícil de predecir. Ningún otro país instituyó medidas de tolerancia cero tan ampliamente y durante tanto tiempo, y pocos eliminaron los controles tan abruptamente.

Clientes realizan compras en un mercado, en Shenyang, en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, el 11 de enero de 2023. Los mercados de todo el país se encuentran llenos de vitalidad a medida que se acerca el Festival de la Primavera. Foto: Xinhua/Yao Jianfeng

Clientes realizan compras en un mercado, en Shenyang, en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, el 11 de enero de 2023. Los mercados de todo el país se encuentran llenos de vitalidad a medida que se acerca el Festival de la Primavera. Foto: Xinhua/Yao Jianfeng (eYaoJianfeng/)

Entrevistas recientes con médicos, dueños de negocios y otros residentes urbanos y rurales revelan tanto optimismo como inquietud, así como resentimiento entre aquellos con familiares que han muerto, quienes culpan al gobierno por actuar de manera imprudente.

Hay una amplia gama de posibilidades para lo que viene a continuación, desde un brote de infecciones relativamente rápido seguido de un repunte económico hasta una crisis de salud pública más grave, especialmente en las áreas más pobres. La forma en que se desarrolle tendrá ramificaciones para el liderazgo del líder chino Xi Jinping en los próximos años.

Una doctora en la primera línea del brote de Covid-19 en Chongqing, una ciudad en expansión en el río Yangtsé, dijo que había estado tratando a alrededor de 160 pacientes por día recientemente, cuatro veces el nivel normal. En el momento de mayor actividad del día, dijo, veía pacientes casi cada dos minutos, muchos de entre 70 y 80 años y que padecían enfermedades respiratorias relacionadas con el Covid.

“Esta situación es una gran contradicción”, dijo Xiao Yuan, de 33 años, propietaria de dos cafeterías en Chongqing, incluida una adyacente a la sala de emergencias de un importante hospital.

Durante los cierres recientes en la ciudad, dijo, los dueños de negocios como ella estaban desesperados por reabrir, cuestionando la sabiduría de una política gubernamental que los privaba de la vida. Ahora, las familias de los pacientes de Covid habían estado pasando a tomar un café. “Nos enfrentamos a algo realmente triste”, afirmó. “Estamos aprendiendo que las personas mayores en las familias de nuestros amigos están muriendo debido a la reapertura”.

Antes de la reapertura de diciembre, la ira por el enfoque de Covid Cero del gobierno provocó protestas masivas en Beijing y otras ciudades, presentando el mayor desafío público para Xi en su gobierno de más de una década. Hoy, existe preocupación por un aumento oculto de muertes a medida que el Covid-19 se propaga por el campo, donde la atención médica está menos desarrollada.

Durante el período de viaje de vacaciones del Año Nuevo Lunar, que se extiende desde principios de enero hasta mediados de febrero, se espera que los chinos atraviesen el país y realicen más de dos mil millones de viajes, ya que viajan a casa para ver a la familia, en algunos casos por primera vez desde que comenzó la pandemia. Muchos llevarán el virus con ellos.

Pasajeros de Shanghái presentan una prueba de una prueba de Covid-19 negativa a su llegada al aeropuerto de Narita, cerca de Tokio, el 8 de enero de 2023. Foto: AP

Pasajeros de Shanghái presentan una prueba de una prueba de Covid-19 negativa a su llegada al aeropuerto de Narita, cerca de Tokio, el 8 de enero de 2023. Foto: AP

El gobierno ha dejado en claro que su prioridad es restaurar la economía al motor de crecimiento que alguna vez fue, y los planificadores apuntan a un crecimiento superior al 5% en el producto interno bruto este año. Después de años de advertencias terribles sobre los peligros del Covid, los funcionarios ahora presentan la variante ómicron como significativamente más débil que las cepas anteriores, alentando a los trabajadores a volver a sus rutinas normales, incluso, en algunos casos, si dan positivo.

En su discurso anual de víspera de Año Nuevo, Xi reconoció que algunos sufrieron como resultado de sus políticas contra el Covid, pero se mostró optimista y dijo que “la luz de la esperanza está justo frente a nosotros”.

Durante el fin de semana, aprovechando la flexibilización de las restricciones de viaje, los turistas nacionales pasearon por los sitios históricos de Chongqing y entraron en masa a sus casas de té, mientras miles de juerguistas asistían a un espectáculo de luces al aire libre.

El número de pasajeros del metro aumentó en todo el país en la primera semana de enero después de caer en picada en varias ciudades en las semanas anteriores, mientras que el tráfico rodado se había recuperado en su mayoría de una caída del 20% a fines de diciembre, según datos compilados por Goldman Sachs.

Sin embargo, en el motor de búsqueda de Baidu Inc., las consultas de medicamentos antivirales como Paxlovid se dispararon a fines de diciembre y siguen siendo elevadas.

Antes de que dejaran de publicar los datos diarios de la pandemia el 9 de enero, las autoridades sanitarias informaban menos de 15.000 nuevas infecciones de Covid al día y muertes diarias de un solo dígito, cifras que la Organización Mundial de la Salud criticó a principios de este mes por subestimar el número de víctimas.

Las actas de una reunión del 21 de diciembre muestran que los principales funcionarios de salud de China infirieron que casi 250 millones de personas en los primeros 20 días del mes se habían infectado. El lunes, funcionarios de salud en Henan dijeron que casi el 90% de los 100 millones de habitantes de la provincia central china habían sido infectados el viernes anterior.

La gente espera afuera de una funeraria, mientras continúa el brote de Covid-19, en Shanghái, el 5 de enero de 2023. Foto: Reuters

La gente espera afuera de una funeraria, mientras continúa el brote de Covid-19, en Shanghái, el 5 de enero de 2023. Foto: Reuters (STAFF/)

La variante ómicron se ha estado propagando rápidamente entre una población que tenía poca exposición previa al virus y acceso limitado a vacunas o tratamientos de vanguardia. Pocas muertes se atribuyen oficialmente al Covid-19, pero los médicos y familiares de los fallecidos culpan al virus de las largas filas de cuerpos que esperan ser procesados en los crematorios.

La firma de análisis de salud Airfinity, con sede en Londres, estimó a fines de noviembre que el levantamiento de las medidas de Covid Cero en China podría provocar entre 1,3 millones y 2,1 millones de muertes. Eso da como resultado entre 92 y 150 muertes por cada 100.000, aún más bajo que los 333 por cada 100 000 en EE.UU.

Sherry Zhou estaba siguiendo los acontecimientos en China desde su casa en EE.UU. cuando recibió un mensaje de texto el 23 de diciembre de su madre que decía que su padre de 77 años no estaba bien. Zhou sabía que su padre, que había estado en un hospital en Shanghái durante más de un año después de una infección pulmonar, había desarrollado una fiebre que llegó a los 40 grados dos días antes, pero la tranquilizaron los informes de que los medicamentos antivirales como Paxlovid estaban disponibles en China.

Personas realizando compras para el Festival de la Primavera en un supermercado, en el distrito de Lianyun de Lianyungang, en la provincia de Jiangsu, en el este de China. Foto: Xinhua/Wang Chun

Personas realizando compras para el Festival de la Primavera en un supermercado, en el distrito de Lianyun de Lianyungang, en la provincia de Jiangsu, en el este de China. Foto: Xinhua/Wang Chun (eWangChun/)

Zhou dijo que llamó a su madre, que estaba enferma de Covid y tenía problemas para comunicarse. Luego llamó al enfermero que cuidaba a su padre, quien también estaba enfermo de Covid. Recordó que el enfermero le dijo: “Es posible que tu papá no lo logre”, y que el hospital podía darle oxígeno, pero no tenía antivirales.

Zhou y su hermana, también en EE.UU., recorrieron internet en busca de antivirales que pudieran administrarse a su padre, pero quedaron con las manos vacías. Seis horas después del mensaje de texto de su madre, el padre de Zhou murió.

Los datos del gobierno chino publicados públicamente muestran ocho muertes por Covid en China desde principios de diciembre hasta el día en que murió el padre de Zhou. Ninguno estaba en Shanghái.

“Mira lo poco que hizo el régimen para prepararse para la apertura de la sociedad”, dijo Sherry Zhou. “Sabían las consecuencias de la escasez de medicamentos que salvan vidas, pero aun así siguieron adelante”.

En respuesta a una solicitud de comentarios, la Comisión Nacional de Salud de China se refirió a una conferencia de prensa a fines de diciembre en la que los funcionarios de salud describieron la reapertura como oportuna y dijeron que las compañías farmacéuticas del país están intensificando los esfuerzos para fabricar medicamentos para el resfriado y desarrollar medicamentos para tratar el Covid-19.

El personal médico traslada a un paciente a una clínica de fiebre en el Hospital Chaoyang en Beijing, el 13 de diciembre de 2022. Foto: Reuters

El personal médico traslada a un paciente a una clínica de fiebre en el Hospital Chaoyang en Beijing, el 13 de diciembre de 2022. Foto: Reuters (REUTERS TV/)

Un repartidor en Shanghái dijo que todos los días ve coronas de flores blancas colgadas en las puertas de los departamentos donde hace las entregas, una señal de que la familia ha tenido una muerte.

Para ganarse la vida, dijo, se vio obligado a dormir afuera durante un cierre de meses en la ciudad el año pasado porque los edificios de departamentos no permitían que los residentes entraran y salieran. Dijo que también trabajó brevemente como ejecutor de Covid Cero, pero perdió su trabajo cuando se eliminó la política. Él mismo se infectó y tuvo problemas para respirar durante 10 días, afirmó.

“Esta enfermedad no es un resfriado común”, dijo repetidamente, acusando a las autoridades de ocultar la escala del número de víctimas del virus.

Una mujer realiza compras en un mercado, en Shenyang, en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, el 11 de enero de 2023. Foto: Xinhua/Yao Jianfeng

Una mujer realiza compras en un mercado, en Shenyang, en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, el 11 de enero de 2023. Foto: Xinhua/Yao Jianfeng (eYaoJianfeng/)

Yin Yu, una oficinista de 52 años en la ciudad interior de Lanzhou, dijo que la mayoría de sus familiares y amigos contrajeron el virus en las últimas semanas, pero se recuperaron en gran medida sin necesidad de ayuda médica. “Si no puede controlar el virus, es mejor que se abra”, comentó, y agregó que la gente no podía soportar más los confinamientos. “El resto del mundo ya ha avanzado”.

Los medios estatales retratan el Covid Cero como un éxito y han restado importancia a la ola de nuevos contagios. Informes recientes han enfatizado cómo las variantes actuales de Covid-19 son menos peligrosas que las anteriores.

Derek Lin, gerente de productos de tecnología en la ciudad sureña de Shenzhen, se encuentra entre los que dijeron que desearían que el gobierno hubiera relajado sus políticas de control de Covid antes. Observó celebraciones entre sus amigos en la plataforma de mensajería china WeChat cuando el gobierno levantó las restricciones de Covid el mes pasado.

Cuando el propio Lin contrajo Covid, reflexionó sobre lo que muchos en China han llegado a ver como una pérdida de tiempo. Dijo que el gobierno había logrado durante mucho tiempo frenar al Covid, pero fue demasiado lento para adaptarse cuando surgió la variante más contagiosa de ómicron. “Sentí que no hice nada este año”, señaló.

En Chongqing, el número de pasajeros del metro aumentó un 30% al comienzo del año. En una noche reciente, los peatones llenaron una calle popular llena de puestos de comida. La mayoría de las mesas en un asador local estaban repletas.

Un pasajero de un avión de Dalian en China, se dirige al área de prueba de Covid-19, a su llegada al aeropuerto internacional de Narita, al este de Tokio, Japón, el 12 de enero de 2023. Foto: Reuters

Un pasajero de un avión de Dalian en China, se dirige al área de prueba de Covid-19, a su llegada al aeropuerto internacional de Narita, al este de Tokio, Japón, el 12 de enero de 2023. Foto: Reuters (KIM KYUNG-HOON/)

El propietario del restaurante, You Hui, dijo que el negocio se redujo en dos tercios después de la relajación de los controles de Covid, ya que muchas personas se enfermaron o tuvieron miedo de salir a comer. Desde entonces, aseguró, el negocio se ha recuperado parcialmente y ahora se ha reducido en aproximadamente un tercio.

Multitudes grandes, pero ordenadas llenaron las salas de emergencia la semana pasada en varios hospitales en Chongqing, y algunos pacientes necesitaron oxígeno suplementario o goteo intravenoso. Las farmacias de la ciudad parecían estar bien surtidas de medicamentos para la fiebre que antes se habían agotado en algunos lugares.

Se avecina un desafío potencialmente mayor a medida que el virus llega a más áreas rurales con atención médica inferior. La médica del hospital de Chongqing dijo que vio pacientes que llegaban a su hospital desde el campo porque todos los ventiladores en los condados rurales estaban en uso.

En el distrito de Fengdu, a 112 kilómetros por el río Yangtsé desde el centro de Chongqing, los residentes dijeron que la migración del Año Nuevo Lunar ya estaba en marcha. Teslas, Mercedes y un par de Bentleys con patentes de fuera de la ciudad de las regiones costeras más ricas recorren sus calles y caminos rurales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?