A un paso de convertirse en ley: Sala de la Cámara de Diputados debate reforma que permitirá segundo proceso constituyente

Valparaiso, 25 de octubre de 2022.
Vista general de la sesion de la Camara de Diputados.
Raul Zamora/Aton Chile

A las 10:00 horas de este miércoles la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados comenzó el debate -con posterior votación- de la reforma que habilita un nuevo proceso constituyente en el país.

En una tramitación exprés, la iniciativa avanzó sin mayores percances desde su ingreso en el Senado hasta su evacuación desde la comisión de Constitución de la Cámara Baja la jornada de ayer, donde se rechazó en su totalidad las 350 indicaciones que fueron presentadas en su mayoría por parlamentarios contrarios a este segundo proceso.

De este modo, los aspectos esenciales del denominado “Acuerdo por Chile” no sufrieron modificaciones, salvo el calendario electoral que fijó para el 7 de mayo la votación de los representantes del futuro Consejo Constitucional y el plebiscito de salida para el 17 de diciembre de 2023.

Recordemos que dicho órgano estará compuesto por 50 personas elegidas por votación popular, el cual contará con una representación equitativa de hombres y mujeres, es decir, 25 hombres y 25 mujeres.

Asimismo, la reforma establece la creación de una comisión Experta de 24 miembros designados por ambas cámaras del Congreso (12 cada uno) y un Comité Técnico de Admisibilidad compuesto por 14 juristas con “destacada trayectoria judicial, profesional y/o académica”.

En el debate, el diputado PPD, Raúl Soto, quien jugó un rol importante en los diálogos entre los partidos para la materialización del acuerdo, sostuvo que “hoy vamos a aprobar esta reforma constitucional y vamos a habilitar un nuevo proceso constituyente para Chile, un proceso que va a ser distinto al anterior, que trata de hacerse cargo de corregir los errores y excesos que nos llevaron a su fracaso, pero que va a ser un proceso que combina participación democrática de la ciudadanía por un lado, con rigurosidad técnica y jurídica por el otro”.

La diputada de Revolución Democrática, Catalina Pérez, planteó que “el debate constitucional es de una relevancia gigantesca, no solamente por sí mismo, porque tener un cuerpo constitucional elaborado en democracia es un mínimo para cualquier república democrática del mundo, sino que es relevante porque hoy día tenemos una constitución que nos impide dar respuesta a las urgencias y a las necesidades más sentidas de la ciudadanía en sus hogares”.

En la oposición, el diputado de Evópoli, Francisco Undurraga, afirmó que “tenemos que acostumbrarnos a la diferencia, a la diversidad. Tenemos que darle cabida a los que piensan como nosotros y a los que piensan distinto a nosotros. Yo no hablo de enemigos políticos, yo hablo de adversarios” y agregó que “este nuevo proceso nos va a poder proyectar de verdad al siglo XXII”.

Mientras el diputado de Renovación Nacional, Diego Schalper, manifestó que “hoy día tenemos una oportunidad única que nuestra generación ha tenido, que es construir un Chile sin polarización, donde no estemos enfrentados y este acuerdo lo que ofrece es un cauce institucional, moderado, razonable. Este es un proceso concluyente, no un proceso refundacional”.

Por su parte, el diputado del Partido de la Gente, Roberto Arroyo -colectividad que se bajó de la mesa de negociaciones- adelantó su voto en contra, señalando que “vuelvo a insistir en que este proceso, aunque le quieran dar el carácter de democrático, es una mentira. Mientras no se le consulte a la gente en un plebiscito de entrada, no puede sin duda alguna quedar el clamor de la gente sin ser escuchados. Vemos con mucha pena cómo se repite un proceso a espaldas de la ciudadanía, entre cuatro paredes y solo con la presencia de los grandes conglomerados políticos”.

En tanto, la diputada independiente, Camila Musante, anunció el retiro de las indicaciones a la reforma por no haber a su juicio “margen para la discusión del acuerdo”. “Yo fui defensora del proceso constituyente y sí creo que Chile necesita una nueva constitución, que ahí está la clave para las transformaciones sociales, una constitución para el pueblo chileno que recoja nuestras demandas más sentidas y urgentes, pero este proceso, lo que estamos discutiendo hoy no da garantías de avanzar en las demandas populares”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× necesitas ayuda?